CARACTERÍSTICAS Y USO DEL BIDÓN

Los bidones  lacados se destinan principalmente a contener productos delicados, bien puede ser para evitar alteraciones en su calidad o para evitar la corrosión que pueda ejercer el material sobre la chapa por contacto directo.

Su objetivo es almacenar y transportar las materias sin alterar su estado o apariencia.

Las lacas utilizadas, son en base PHENOLICA,  ya sea total o parcialmente junto EPOXY.

Estas lacas cumplen las normativas sanitarias establecidas por FDA y la UE.

Los barnices internos, son aplicados bajo las condiciones óptimas, para darles mayor resistencia técnica y mecánica, mediante secado en horno industrial a temperaturas de entre 230º-280º.

La laca puede aplicarse tanto a bidones para sólidos como a bidones para líquidos. Utilizando en el caso de los envases para líquidos, brocales y tapones previamente lacados.